Hambruna: una de las grandes deudas de los más poderosos

Es uno de los temas que ha tenido gran trascendencia a lo largo de la historia de la humanidad y actualmente, como es de saber, de poca cobertura internacional. No es menor que 24.000 personas mueran al día por culpa de este mal. Esta calamidad es la llamada «hambruna», que afecta a 1 de cada 6 personas en el planeta.

Quizás en tiempos remotos era normal que existiera este tipo de «enfermedad», ya que en esas épocas no se encontraban todos los avances medicinales y alimenticios que existen hoy.

Sin embargo, al pasar los años y al aumentar los progresos, en el ámbito tecnológico y alimenticio, no se ha mostrado algún avance concreto en la eliminación de este fatídico mal. Es indignante saber que la producción de alimentos que se obtienen hoy alrededor del planeta es suficiente como para alimentar al doble de habitantes del globo, 12.000 millones de personas.

En efecto, a finales de los años 70 surge una nueva esperanza para acabar con el hambre en el mundo, la ingeniería genética o biogenética. Esta nueva técnica es, a grandes rasgos, la tecnología del control y transferencia del ADN de un organismo a otro, lo que posibilita la creación de nuevas especies, corregir los defectos genéticos de una especie determinada y/o introducir nuevos compuestos a especies designadas, como por ejemplo, introducir el gen de un pez a un tomate para que este último sea más resistente al frío. Asimismo, con la creación del llamado «arroz dorado», comida fortificada con vitamina A, se esperaba que las cifras de muertes por hambre en el mundo disminuyera considerablemente. No obstante, la disminución de las cifras de muertos por hambruna, está muy lejos de ser realidad.

Al navegar por la Internet nos encontramos con un video titulado «Experimento comparte». Lo primero que se nos viene a la mente al observar el compacto, es un innegable «ohhh», a modo de ternura.

Como nos podemos dar cuenta, el ser humano desde sus inicios siempre muestra su lado de «voluntario» hacia los demás. No conoce la envidia, el odio, la avaricia, etc. Sin embargo, muestra su lado de querer a los demás, prestarle su ayuda, compartir, etcétera. Es evidente, que algo nos pasa a los seres humanos que cambiamos nuestra forma de pensar. En este sistema no vale compartir y ayudar a los demás, sino que uno tiene que ser más «astuto» o como a todos una vez nos dijeron cuando pequeños: Tienes que ser más vivo. Hay que decir que esa viveza muchas veces se transforma en egoísmo.

Al seguir indagando por la Red, localizamos un video titulado «Niños africanos agonizan en cámaras», que nos muestra la realidad tal cual como es. Indudablemente, el sentimiento que nos surge es muy distinto al del video anterior.

Es molesto pensar que esas personas, mayoritariamente niños, mueran por no tener nada que comer, ya que en el planeta existen los recursos para alimentar al doble de la población mundial, como se dijo anteriormente.

Una vez más aquí tenemos que tocar el tema de la avaricia que tienen algunas personas, pues por conseguir un poco de dinero pasan a llevar el derecho de otros.

Pero más indignante es cuando la máxima autoridad dela IglesiaCatólica, Benedicto XVI, llama a repartir las riquezas de las personas con mayor poder adquisitivo para poder combatir la pobreza y este teniendo uno de los museos más costosos del mundo no se digne a empezar a dar el ejemplo.

Si existiera un poco más de solidaridad de las pocas personas que gobiernan el planeta, otra sería la realidad.

Mas si tomamos en cuenta que uno de los principales factores del incremento del hambre es el aumento progresivo del precio de los alimentos más nos quedamos meditando sobre este tema.

A continuación, algunos comentarios sobre la hambruna:

“Es causada por una pésima y horriblemente mal distribución de los alimentos, como también, por un pésimo uso de los suelos y millones de toneladas de alimento en buen estado que son desperdiciados. Solo en Estados Unidos se derrocha millones de hectáreas en producir carne cuando con esa misma cantidad de tierras se puede producir por lo menos 20 veces más alimentos vegetales. En pocas palabras, hay espacio en nuestro mundo para que vivan dignamente 20 mil millones de personas”. (Daniel Brant).

 

“Opino que es una mierda, existe alimento de sobra. Toda la culpa la tiene el capitalismo y la gente rica. Siempre la brecha entre ricos y pobres se irá aumentando  cada vez más. Al final pagan el pato las personas que no tienen la culpa de nada”. (Angélica Torrealba).

“Perfectamente podría no existir con una pizca de solidaridad de los de arriba. Es lo más feo que, por lo menos yo, he visto en imágenes. Dejar morir a las personas de hambre debe ser lo más crudo que existe y eso me causa mucha conmoción”. (Francisco González).

“La hambruna es el significado más desgraciado que ha existido desde los niños de África hasta Haití”. (Javier Marín).

“Para mí el significado del hambre es la señal de que no todos pueden obtener lo que se desea, y muchos nos enojamos al observar que en nuestras casas hay comida que no nos gusta y la botamos sin pensar que otros desearían lo que desechamos”. (Dennis Ahumada).

“Jamás dejará de existir”. (Marcos Troncoso).

Por: @diegovaldesd

~ por SantiagoVivo en febrero 21, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: