La vida está llena de misterios

Era un día de invierno, cierro los ojos y puedo sentir el ruido de la lluvia cayendo como si estuviese pasando ahora mismo. Precisamente esa mañana fue aquel fascinante ruido el que me despertó a eso de las 9:00 am. Y me levante para dar inicio a un nuevo día.

Quería estudiar paleontología y estaba de vacaciones por lo que podía comenzar en adentrarme o familiarizarme un poco con mi futuro trabajo yendo a lugares abandonados  y excavar un poco en búsqueda de algún fósil.

Esperé a que parara un poco la lluvia, ya que, era totalmente imposible que saliera el suelo estaba hecho barro fuese a donde fuese y era peligroso por lo que decidí postergar para el día siguiente la excursión.

A la mañana siguiente vi un puñado de nubes de una tonalidad gris y blanca. El suelo estaba ya firme y seco lo que significaba que había posibilidad de ir a mi anhelada excursión. Me armé de un buen desayuno, equipamiento entre ellos una mochila con implementos y por supuesto mi mp3.

Salí animado y bastante entusiasmado con esto. Desde pequeño siempre tuve un interés especial por los fósiles y cosas enterradas o atrapadas por la tierra. Lo descubrí en una clase de Ciencias Naturales en que la profesora llevó unos cuantos fósiles y nos dejó observarlos y mirarlos. Ahí fue que tuve un entusiasmo grande con ello.

Cerca de mi casa, yo diría que como a 30 minutos se encuentra el cerro de la localidad en la que vivo y ahí era precisamente donde yo quería estar este día, era antiguo, había bastante lugar para excavar y era tranquilo. Me encontraba a unos 5 minutos de dicho lugar, en mi mp3 sonaba exit music (for a film) de Radiohead  y mientras esta transcurría yo estaba cada vez más cerca de aquel cerro.

Cuando llegué a aquel lugar sonreí y pensé “wow si mis amigos me vieran dirían que soy gay“  pero en realidad no me importó. Me senté sobre el suelo unos minutos y subí el volumen del mp3.

 

“BREATHE, KEEP BREATHING
DON´T LOSE YOUR NERVE
BREATHE, KEEP BREATHING
I CAN´T DO THIS ALONE” ♪♫

 

Habrán sido unos cuantos segundos pero para mí fueron minutos preciados. Sentí un temblor bastante fuerte, mi corazón se agitó mucho y pude ver una luz blanca en el cielo, me levanté y me deslicé por el perímetro del cerro cuando fue que encontré una caja brillante, jamás había visto algo igual, jamás había imaginado algo semejante. Me tomó segundos en encontrar una respuesta de sobro qué era esto, pero antes de que yo encontrara una respuesta pude ver salir algo de la caja y en cuanto le vi fijamente me sentí fuera de este mundo. No puedo describir la sensación porque era algo que jamás en mi vida había experimentado antes y no creo volver a experimentarla otra vez. El tiempo se frenó, la música seguía sonando y yo estaba volando. Intenté articular alguna palabra pero fue en vano, ya que, no conseguí  hacerlo. Descendí hasta el suelo y otra vez hubo un temblor, continué mirándole fijamente pero este comenzó a desvanecer dejándome solo entre un millar de preguntas que claramente no tendían respuesta.

Intenté hacer conexión entre estas cosas y me parecieron imposibles pero yo lo había vivido, no sé qué era aquello, no sé qué es lo que vi ese día pero solo sé que pasó y que cada día de invierno me hace recordarlo. Por ahí dicen que la vida está llena de misterios, misterios que a veces nos dejan perplejos.

Por: @ayleencherry

~ por SantiagoVivo en febrero 5, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: